Sesenta Años de Recuerdos, Ernest Légouvé

[Soixante ans de souvenirs]. En la introduc­ción el autor, Ernest Légouvé (1807-1903), advierte que estas memorias suyas, publi­cadas en 1888, deberían titularse «Les mémoires des autres», porque él no se propone tanto trazar la historia de acontecimientos personales, sino la pintura de una alma que se ha ido formando bajo la influencia de otras almas casi siempre superiores; la bio­grafía de una inteligencia, que se funde con los recuerdos biográficos de muchos personajes los cuales han tenido todos no­table importancia en el tiempo en que vi­vieron. Resulta de ello el retrato fiel de una época que se extiende desde los pri­meros años del período napoleónico hasta los últimos decenios del siglo XIX; y el autor, que vivió de lleno en la vida pari­siense de aquel tiempo, en que las letras y el teatro desarrollaron, como nunca qui­zás hasta entonces, una función social, ilu­mina, por medio de la anécdota y el detalle incisivo, los aspectos menos conocidos de la vida de escritores ya casi olvidados, co­mo Lemercier, Delavigne, Béranger; escri­tores populares como Scribe y Sue; aristo­cráticos como Villemain y Lamartine; ac­tores célebres como Taima, Mlle. Mars, la Malibrán, la Raquel; filósofos y hombres políticos.

La posición del autor consigue que sus figuras estén, si no idealizadas, sin duda presentadas con nostálgica ternura en su aspecto mejor, y que su perfil esté determinado más por el sentimiento de Légouvé que por las intrínsecas cualidades de ellos, mientras su buen gusto y la co­rrecta elegancia de su estilo hacen de este libro una agradable lectura.

M: Bonfantini