Rihla, Abu Ali Muhammad ibn Battuta

[Viajes]. Nombre con que suele designarse el relato del viajero musulmán Abu cAli Muhammad ibn Battuta (1304- 1377), cuyo título completo es Tuhfat al- nuzzár fi gará’ib al-amsár wa-caya’ib alasfár [Regalo a los observadores acerca de curiosidades diversas ofrecidas por las ciu­dades y de las maravillas halladas en los viajes]. Natural de Tánger, en 1325 em­prendió un larguísimo viaje que, a través del norte de África, le llevó hasta las costes del mar Rojo. Visitó Arabia, Mesopotamia, Persia, Turquía, el sur de Rusia, Turquestán, Afganistán, India, China y Malasia. Re­gresó luego a Marruecos, de donde aún salió dos veces: una para visitar al-Andalus y otra para conocer el Sudán y, finalmente, en 1353, se fijó de un modo estable en Fez.

Allí, al año siguiente, dictó sus impresiones de viaje; en 1355 se encargó que hiciera la redacción definitiva, arreglando estilística­mente las notas, al granadino Muhammad ibn Yuzay al-Kalbí (1321-1356), quien rea­lizó su trabajo en el breve espacio de tres meses, anteponiendo un prólogo y redac­tando una conclusión, en los que indica cuál fue su participación en la obra. Los Viajes están escritos en lenguaje claro y sencillo, y tienen crecido interés no sólo por los datos geográficos que aportan, sino también por sus informaciones históricas, sobre todo de las costumbres observadas en los dis­tintos países. Sin embargo, no todo son observaciones directas, pues en algunos pa­sajes copia, o al menos resume, noticias que había dado a conocer el iniciador de este tipo de obras, el arabigoespañol Ibn Yubayr (v. Rihla). Las noticias más deta­lladas son las que Ibn Battüta dedica a La Meca, a Bagdad y Jerusalén y, sobre todo, al Extremo Oriente, China e India, sobre todo a ésta, cuya historia reciente relata con prolijidad. Edición del texto árabe y traducción francesa del mismo, por C. Defremery y B. R. Sanguinetti (París, 1874- 1879, 2.a ed., 4 vols.).

D. Romano