Relaciones Diplomáticas, Maquiavelo

[Relazioni diplomatiche]. Se conocen con este título los documentos que han llegado a nos­otros de la infatigable actividad de Maquiavelo (Niccoló Machiavelli, 1469-1527) fuera de Florencia, por encargos de importancia diversa.

Ésta queda expresada en los dis­tintos nombres que se da a las misiones en las actas oficiales. Se habla, en efecto, ora de «Expediciones», ora de «Legaciones», ora de «Comisiones», según fuera su importan­cia. Quedan documentos de diez expedicio­nes: cuatro al señor de Piombino, dos a Francesco Guicciardini, una al campamento frente a Pisa, una a varias partes del domi­nio, una al señor de Mónaco, y una al campamento de la Liga que sostenía el ase­dio de Cremona; de diez comisiones, a Pistoia, a Arezzo, a Siena, a Pisa en tiempos del Concilio, a Pisa y a otros lugares den­tro y fuera del dominio florentino, para reclutar soldados, dos al campamento con­tra Pisa y dos para el territorio; de diecisiete legaciones: a la condesa Catalina Sforza, al duque de Valentinois, a Gianpaolo Baglioni, al marqués de Mantua, al emperador, al capítulo de los Frailes Menores de Carpi, a Venecia, a Mantua, dos a la corte de Roma, tres a Siena y cuatro a la corte de Francia.

A estas actas, a menudo difusas y constituidas por sucesivas y minuciosísimas cartas de exposición, además de otros do­cumentos hechos por encargo, de instruc­ciones oficiales, de cartas credenciales, de apostillas reservadas, etc., hay que añadir otros escritos menores de Maquiavelo, de carácter político, que de alguna manera es­tán relacionados con su actividad de emba­jador o de representante de la República florentina. En particular habría que rela­cionar con las Relaciones diplomáticas al­gunas obras de nuestro autor, que trascien­den, por la inspiración o por su forma ex­presiva, de la contingencia de una misión, aunque no puedan prescindir de ella porque precisamente en ella están originadas: Del modo de tratar a los pueblos rebelados de la Valdichiana; Descripción del modo co­mo mató el duque de Valentinois a Vitellozzo Vitelli, a Oliverotto da Fermo, al señor Pagolo y al duque de Gravina Orsini (v.); Sumario de las cosas de la ciudad de Lucca; Retrato de cosas de Francia (v.); Retrato de las cosas de la Magna (v.); Relación de cosas de la Magna; Discurso sobre las cosas de la Magna y sobre el Em­perador; Instrucciones a Rafael Girolami, Legado al Emperador de España.

Las emba­jadas de Maquiavelo se realizaron desde 1499 a 1510, desde la visita a Catalina Sfor­za, señora de Forli, hasta la última lega­ción a Piombino para la terminación de la inacabable guerra con Pisa, desde las in­numerables negociaciones sobre la misma guerra y acerca del comportamiento de los mercenarios del rey de Francia, a la embajada a París para señalar abusos y demandar ayuda, desde el primer encuen­tro con Valentinois en el campamento fran­cés hasta la visita al valle de Chiana, que se rebela para favorecer la marcha del ene­migo. En enero de 1503 es embajador en Romagna junto a Valentinois, al que ve jactarse audazmente de la muerte, en Sinigaglia, de algunos peligrosos rivales; el propio Valentinois le parecerá débil duran­te la legación en Roma para el cónclave que se celebró tras la muerte de Pío III.

En 1504 está de nuevo en París y en Piom­bino, siempre con motivo de la guerra de Pisa, en 1505 en Siena y ante Perusa junto a Julio II, en 1508 en el Trentino junto al emperador Maximiliano. Singular e intensa actividad realizada con gran amor a la pa­tria, que se enciende a menudo en vivos rasgos, aun en la prosa seca y nerviosa de sus rápidas relaciones, bien diferentes de las frías y solemnes comisiones que le asignaban sus señores, menos geniales, pero mucho más poderosos.

G. Gervasoni