Proverbios Toscanos, Giuseppe Giusti

[Proverbi to cani]. Coleccionados y comentados por Giuseppe Giusti (1809-1850), fueron completados y publicados por Gino Capponi en Floren­cia en 1853.

Es una colección que constaba en su origen de unos tres mil proverbios y a la que el editor añadió casi otros tantos, sacados en su mayor parte del reper­torio inédito de Francesco Serdonati. El prefacio, que contiene además una afectuo­sa dedicatoria a Andrea Francioni, maes­tro de Giusti, determina muy claramente los límites y los propósitos de este trabajo. Excluidos los llamados modos proverbiales, que son infinitos y a menudo «saben dema­siado tal vez a municipio», el autor recoge de viva voz, del pueblo, los proverbios pro­piamente dichos, esto es, las sentencias, para ofrecernos a la vez un manual de sabiduría práctica y un tesoro de lengua viva y muy pura. En los puntos en que se hallan usual­mente variantes, el autor fija la forma genuina, considerando la vivacidad y la concisión como signes escritos de su legiti­midad: las «elegantes negligencias», los pleo­nasmos, las comparaciones extrañas, el uso frecuente de los asonantes, el amor por la alegría y las personificaciones.

En cuanto al contenido, observa no sólo la variedad sino también las contradicciones de los di­chos populares y las explica con cándido optimismo como resultado de los dos aspec­tos de la prudencia, que por un lado señala la existencia del mal, y por otro guía al bien. Como apéndice al volumen, en que la materia está ordenada por temas (costum­bres, usos — adulaciones, alabanzas, hala­gos—, afectos, pasiones, deseos, etc.), se hallan ochenta y nueve explicaciones de proverbios de género diverso, ora serios, ora jocosos, mezcladas con vivaces anécdotas, como la del caballero que no paga nunca, la manera que tiene un astuto visir de anun­ciar al sultán la toma de Varna, la de To­bías y la mosca, etc.

E. C. Valla