Pequeña Historia de la Literatura Brasileña, Ronald de Carvalho

[Pequeña historia da literatura brasileira]. Obra del escritor bra­sileño Ronald de Carvalho (1893-1935), pu­blicada en Río de Janeiro en 1919.

A la síntesis de la literatura brasileña precede una sobria visión de conjunto de las ideas antiguas sobre la existencia de tierras al oeste de Europa, con el mito de la Atlántida, y prepara la exposición de los hechos literarios con un vasto examen del mundo físico y social del Brasil (tal como era en el momento de su descubrimiento por los portugueses en 1500). Propone, luego, una nueva división de la historia literaria, dis­tinguiendo en ella tres períodos: el prime­ro, de formación, esto es, la época de pre­dominio absoluto de Portugal (1500-1650); el segundo, de transformación, en el que se comenzó (gracias a los poetas de la lla­mada escuela «mineira») a neutralizar la influencia portuguesa (1730-1830); el ter­cero, que el autor llama autónomo, co­mienza con el esfuerzo de los románticos y después de los naturalistas, que trataron, por un lado, de construir un arte con temas y sentimientos nacionales, y por otro lado, ampliaron el horizonte de sus relaciones literarias con Europa.

Tal esquema no es algo exterior al libro, sino que surge como consecuencia natural del pensamiento de su autor; la evolución literaria nacional es sutilmente captada en sus líneas generales, y el examen de cada uno de los autores está hecho con la inteligente preocupación de mantener el equilibrio entre el análisis de las personalidades y la síntesis del con­junto que representan. El manual, a pesar de sus proporciones reducidas, inaugura un nuevo método de investigación literaria en el Brasil, método que reduce a meras relaciones de noticias, útiles pero caóticas, las más amplias tentativas anteriores del género, entre ellas la conocida historia de Silvio Romero y de José Verisimo; estable­ció criterios de orden general que en sus­tancia todavía subsisten, a pesar del tiempo transcurrido (la segunda edición es de 1922).

Es notable el esfuerzo de Carvalho por mostrar cómo la literatura nacional se des­prende de la tradición portuguesa; sobre este punto su volumen contiene páginas funda­mentales, como las que explican las pri­meras tentativas de los poetas de la escuela «mineira», destacando la oleada de elemen­tos indígenas que los poetas románticos introducen en la literatura nacional en sus tentativas de modernizarla en contacto con las experiencias narrativas y poéticas de fines del siglo XIX, desde el Naturalismo (v.) al Parnasianismo (v.). Favorecido por sus propias dotes literarias (es autor de im­portantes libros de poesía), Carvalho re­plantea a fondo la valoración de la lírica nacional, casi incomprendida o a menudo descuidada por los investigadores anteriores.

El espíritu patriótico, que ilumina todas las páginas del libro, no le impide señalar lo que le parecen debilidades o deficiencias del temperamento nacional: la escasa pro­fundidad y corto vuelo de los historiadores, la tendencia a la retórica, el carácter indi­vidualista y aislado de la producción lite­raria, consecuencia, a la vez que causa, de la falta de difusión de la cultura. La rápida evolución literaria brasileña de los últimos decenios, continuando el esfuerzo de la Pe­queña historia de Carvalho, ha hecho enve­jecer algunos conceptos y cambiar ciertas perspectivas de la misma; pero queda como un clásico y precioso manual, indispensable para una visión nacional de la historia lite­raria del Brasil.

G. C. Rossi