Las Riquezas del Idioma Vulgar, Francesco del Bailo

[Le ricchezze della lingua volgare]. Léxico de Francesco del Bailo, conocido en el mun­do de los humanistas por Alunno (1485?- 1536/1556), aparecido en 1543 y reeditado varias veces.

Es un importante documento del gusto literario del siglo XVI, en cuanto siguiendo las normas de Bembo afirma la importancia de la prosa de los grandes es­critores del siglo XIV y particularmente de Boccaccio. El recopilador reúne, siguien­do el orden alfabético, las voces más ca­racterísticas de cada expresión, basándose sobre todo en el Decamerón (v.), según el texto de los hermanos da Sabbio, de 1526, a cargo de Niccoló Delfino, pero sin des­cuidar otras obras del autor, ni ejemplos de escritores de los siglos XV y XVI. Las voces de Boccaccio son tan densas de signi­ficado y tan precisas en la terminología que forman por sí solas la base de un verdadero idioma: este glosario se presenta, pues, no sólo como una selección histórica de las locuciones, sino como ejemplo nor­mativo para hablar bien. Para dicha fina­lidad práctica, además de anotaciones a textos antiguos y modernos se plantean como conclusión algunas «Regolette particolari della volgar lingua».

Ayudado por ilustres literatos de la época, como Gerolamo Muzio, Gerolamo Ruscelli y Paolo Manuzio, Alunno iba reforzando en los es­píritus la exigencia de una literatura nueva, dotada de ejemplos que sostenían la com­paración con los autores clásicos griegos y latinos. Boccaccio es la base sustancial para todo «hablar propio y metafórico», en cuanto captó con extrema finura cada detalle expresivo de la naturaleza y del pensamiento humanos. Pero además de Boccaccio, el estudioso tiene presentes a Dante y a Petrarca: de ese modo equilibra el in­terés de Bembo y los puristas de principios del siglo XVI con la lengua sencilla y vi­gorosa de la Divina Comedia (v.) y al mis­mo tiempo contribuye a una nueva direc­ción del gusto.

C. Cordié