La Situación del Hombre en el Cosmos, Max Scheler

[Die Stellung des Menschen im Kosmos]. Obra del filósofo alemán Max Scheler (1874-1928), publicada en Darmstadt en 1928. Contiene los puntos funda­mentales de la antropología filosófica que el autor tenía la intención de escribir y que no pudo desarrollar. La idea fundamen­tal es la identidad de organismo y alma, cuya unidad concreta está representada por la vida psicofísica. El espíritu se desarrolla por grados desde el impulso oscuro de las plantas, pasando por el instinto de los ani­males inferiores, y la memoria asociativa e inteligencia práctica de los animales supe­riores, hasta el hombre, en el que culmina este proceso de desarrollo. La esencia del espíritu está en su libertad, objetividad y autoconciencia, pero especialmente en ser «acto» que se dirige hacia las eternas esen­cias de las cosas y las transforma en ideas.

Este acto presupone la «reducción fenomenológica», con la que el espíritu prescinde del aspecto existencial de los objetos que se presentan a su intuición, lo que constitu­ye por tanto una inversión de la dirección vital, y esta inversión hace del hombre un «asceta de la vida», el ser a través de cuya actividad espiritual todo el universo llega al conocimiento de sí mismo. Es notable cómo con esta interpretación metafísica de la técnica fenomenológica teorizada por Edmund Husserl en las Ideas relativas a una fenomenología pura (v.), Scheler llega, abandonando la fase agustiniana de su pen­samiento, a renovar la visión de la natura­leza de Schelling; pero es precisamente este empleo metafísico — que está también im­plícito en la fase final del pensamiento de Husserl — lo que quita a la fenomenología su sentido crítico y refuerza su significado en los cuadros de la filosofía tradicional. [Trad. de José Gaos (Madrid, 1929).

G. Preti