La educación del pueblo, José Pedro Varela

En esta obra, el pedagogo llamado el «Reformador de la Escuela Uruguaya» o, también, el «Horacio Mann del Uruguay», expuso los fundamentos de su acción sobre la educación común. Un via­je a Norteamérica, el conocimiento di­recto de sus instituciones docentes y sus vinculaciones con el norteamericano Mann y el argentino Domingo F. Sarmiento, lle­varon a Varela a exponer públicamente su desencanto sobre la tarea educativa rioplatense. «La enseñanza de la Universidad — escribió — inculca teorías ideales que sólo sirven para divorciar las clases del pueblo». La educación del pueblo apareció en 1874 como publicación hecha por la Sociedad de Amigos de la Educación Po­pular de Montevideo. En las nutridas pá­ginas de este informe, Varela analiza los fi­nes y las ventajas de la educación, las vinculaciones de la Democracia con la Es­cuela y el contenido de un plan de estudios para la Escuela Primaria con determina­ción de las disciplinas que deberán inte­grarlo, programas a desarrollar y métodos didácticos más recomendables.

La obra dio lugar a controversias muy justificadas. Como consecuencia y repercusión trascendente, el coronel Lorenzo Latorre (1840-1916), du­rante su dictadura, dio a José Pedro Va­rela amplios poderes y seguridades para llevar adelante la reforma de la Escuela Pública, culminando así el movimiento ra­cionalista de la época contrario a la ense­ñanza religiosa. De este modo surgió, en 1877, la Ley de Educación Común, cuyos principios básicos —laicidad, universalidad y gratuidad — rigen todavía.

J. Pereira Rodríguez