Filosofía Fundamental, Jaime Balmes

Obra del filósofo católico español Jaime Balmes (1810- 1848), publicada en Barcelona en 1846. La Filosofía fundamental trata, en diez libros, del criterio general de la certeza, y por lo tanto de las sensaciones de las ideas en general y de algunas ideas más importantes en particular. «Filosofía fundamental», se­gún Balmes, es la que examina los funda­mentos necesarios de toda especulación, es decir, la que se propone resolver el pro­blema gnoseológico, o, como él mismo dice, el problema de la certeza. Para Balmes, no existe un principio único de ésta, sino que coexisten en el espíritu humano varios criterios que pueden reducirse a tres : la conciencia, o sentido íntimo, la evidencia y el sentido común. De estos tres se deri­van todos nuestros conocimientos que re­quieren la cooperación de los sentidos y de la mente: pero ésta no puede llegar a es­tablecer un principio único del cual la re­flexión pueda deducir una «ciencia tras­cendental» como quería el idealismo germá­nico que Balmes combate acusándole de panteísmo. Con todo, Balmes reconoce a la idea del ser una cierta prioridad ideal, considerándola como la que condiciona todos los actos intelectivos, pero negando que sea innata. Si bien Balmes, como sacerdote, de­fiende la gnoseologia y metafísica del To­mismo, no sale de los límites de un moderado empirismo: el problema gnoseológico es resuelto por él sobre unas premisas dogmáticas, sin rozar siquiera el problema, capital después de Kant, del subjetivismo y de la capacidad creadora del conocimien­to. Por esto la obra de Balmes, a pesar de ser límpida y rica en penetración, no ha te­nido eficacia dentro del desarrollo del pen­samiento moderno.

E. Alpin