Escritos Médicos de Murri

[Scritti medid di Murri]. Los escritos médicos de Augusto Murri (1841-1932) fueron recogi­dos y publicados en tres tomos, por una co­misión de amigos y simpatizantes (Bolonia, 1902), con ocasión de las bodas de plata con la enseñanza del gran clínico.

En el prefacio de la obra, la comisiócomisióne­saltar que el dar a la imprenta los escri­tos médicos está en oposición con la índole de la medicina moderna que se halla en evolución perpetua. Pero la reimpresión se hizo precisamente para poner en evi­dencia el alto valor de la enseñanza de Murri, dotado del mejor sentido crítico, que se convierte en lógica ejercitada sobre los hechos. Así como el investigador y el maestro deben estar dotados de cualidades diversas, para descubrir la verdad y para difundirla, del mismo modo los escritos médicos son, por una parte, testimonio de una actitud mental, dirigida a la exposición de hechos bien observados, y» por la otra, son el fruto de una mentalidad crítica que se propone aclarar ciertas actitudes contra­puestas.

Por eso puede sostener el autor concepciones e hipótesis que sólo hallarán su confirmación muchos años después. Por esto también, hasta los primeros escritos y las primeras investigaciones de Murri revisten particular importancia por cuanto documentan, junto a la exacta observa­ción, la importancia de la crítica por él ejercida en la evaluación de los variados hechos y fenómenos observados, y cómo los conceptos expuestos han sido expresa­dos a distancia y confirmados posterior­mente con el tiempo. Entre los trabajos más importantes merecen recordarse: «So­bre la naturaleza del proceso morboso en la ictericia grave», «Los estudios sobre la fiebre y sobre la antipiresis», «Las prelecciones», en las que se exponen los concep­tos generales que informan su actividad y las relaciones de la medicina clínica con las otras disciplinas. Son originales los estudios sobre las afecciones cardíacas y sobre el me­canismo de la compensación fisiopatológica del corazón (Leyes de Murri) y sobre la hemoglobinuria por frío.

Es importante su contribución a la patología de la tuber­culosis y al estudio de la respiración perió­dica. Dignos también de mención son los estudios sobre las afecciones del sistema nervioso y sobre las indicaciones de la ci­rugía del cráneo que hacen de él, según ha hecho observar Gasbarrini, un precursor. Estos escritos médicos son uno de los me­jores ejemplos de literatura médica con­temporánea. En ellos no han de verse sólo las enseñanzas médicas o patológicas, sino también, claramente delineadas, las carac­terísticas de un método basado sobre la observación exacta, y sobre la meticulosa interpretación de los fenómenos observados. Por eso el autor, además de ilustre clínico, es también un destacado filósofo de la cien­cia médica.

V. Busacchi