Escritos Jurídicos de Labeón

[Scritti giuridici]. Con este título genérico y con el antonomástico de Derecho civil se conocen los 400 libros que el jurista Marco Antistio Labeón 50? a. de C.-15? d. de C.) compuso en varias épocas. Pocos son empero los tí­tulos y fragmentos que han llegado hasta nosotros: «Lo creíble» [«Pithaná»], «El de­recho pontificio» [«De jure pontificio»!, «Comentario a las doce tablas» [«Commen- taria ad XII tabula»], «Al edicto pretorio» [«Ad praetoris edictum»], «Al edicto del edil» [«Ad aedilis edictum»]. «A la ley Ju­lia» [«Ad legem Iulia»], «Cartas» [«Epistulae»], «Contestaciones» [«Responsa»], «Libros postumos» [«Libri posteriores»].

Con esta masa de escritos Labeón se gran­jeó la admiración de los siglos no sola­mente por la doctrina, que hizo de él el jefe de la escuela de la tendencia estoica dentro del derecho romano, sino también por la rectitud de su vida. Nacido en tiem­pos de la República, no consintió nunca en someterse al Imperio, y aunque Augusto le ofreció el consulado, lo rechazó, sin ir más allá de la pretura en la carrera de los honores. En su obra, diversamente refun­dida por juristas posteriores como Julio Paulo y Javoleno Prisco, y de la cual mu­chos fragmentos fueron acogidos en el Digesto, debía aparecer también la polémica contra su adversario político Atelo Capi­tón, con el que discrepaba incluso en cues­tiones gramaticales, declarándose contra el anomalismo analogista de éste.

F. Della Corte