Escritos Científicos de Huggins

[The scientific Papers of Sir William Huggins edited by Sir William and Lady Huggins], En este volumen, publicado en 1907, están reunidas en once secciones las principales memorias y observaciones hechas por el astrónomo inglés William Huggins (1824-1910), con la colaboración de Lady Huggins, desde el año 1856.

Lle­van los títulos siguientes: I, «Observatorio e instrumentos»; II, «Espectros de las es­trellas fijas»; III, «Espectros de las nebu­losas»; IV, «Movimientos a lo largo de la visual»; V, «Estrellas nuevas o tempora­les»; VI, «Espectros de los cometas»; VII, «Sol y corona»; VIII, «Lima, planetas y aurora»; IX, «Espectros químicos»; X, «Miscelánea»; XI, «Conferencias y dis­cursos». Los capítulos acerca de la aplica­ción de la espectroscopia a las nebulosas, a las estrellas fijas, al Sol, y el referente al movimiento a lo largo de la visual, com­prenden los más significativos descubri­mientos de Huggins. El gran desarrollo dado por él a la aplicación de la fotografía al estudio de los espectros estelares, fue causa de grandes adelantos en nuestros co­nocimientos sobre la constitución física de las estrellas.

Ya en 1863, Huggins, compa­rando los espectros estelares con los te­rrestres, comprendió la posibilidad de me­dir el efecto Doppler y deducir de él la velocidad de los cuerpos celestes a lo largo de la visual; así pudo unir los experimen­tos de laboratorio con los celestes para in­terpretar los espectros estelares. Un gran electroimán construido por el mismo Hug­gins le hubiera permitido descubrir el efec­to Zeeman, con muchos años de anti­cipación, si hubiese podido obtener sufi­ciente dispersión en el espectroscopio que usaba. Huggins figuró entre los primeros que descubrieron los espectros de las man­chas solares y hallaron en ellos las fran­jas de Fraunhofer y que observaron las protuberancias solares por medio de la hendidura, ensanchada, del espectroscopio. En la Sociedad Real de Londres, pronun­ció, como presidente, varios discursos, en­tre ellos uno sobre la «Suma importancia de la ciencia para las industrias del país; que pueden florecer solamente haciendo de la ciencia una parte esencial de toda la educación».

A consecuencia de tales dis­cursos la Academia adoptó una resolución para conseguir que el estudio de las cien­cias fuese establecido en las escuelas y en otros centros, como una parte esencial de la educación general. En otro discurso, Hug­gins muestra la influencia de la ciencia en la vida y el pensamiento del mundo, dis­cutiendo de modo especial el problema de la evolución estelar, con el que pudo apor­tar las más ricas contribuciones a la as­tronomía, especialmente a la astrofísica. En esta rama del saber fue, como demuestra la colección de sus escritos, un verdadero precursor.

G. Abetti