Esbozos de Astronomía, John Frederick William Herschel

[Outlines of Astronomy]. Obra publicada en Londres en 1849. Es un complemento y perfeccionamiento del tratado que forma parte de la Cabinet Cyclopedia publicado en 1835, escrito en forma clara y sencilla, evitando casi por completo el tratar de matemáticas.

El orden de la materia en todos los campos de la astronomía práctica y teórica es también original y nuevo para la época en que fue escrito, y comprende los resultados y los descubrimientos hechos por los dos Herschel, padre e hijo. El libro comienza tra­tando de la forma y tamaño de la Tierra y de la teoría de Copérnico. Se describen los principales instrumentos usados en astro­nomía, desde los relojes al sextante y al heliómetro, el movimiento del sol y sus apariencias físicas, la luna y su constitu­ción, el sistema solar, los satélites y los cometas.

En la parte segunda se trata de las perturbaciones planetarias y de sus efec­tos, considerando principalmente la des­igualdad paraláctica de la luna y las per­turbaciones de Urano que llevaron al des­cubrimiento de Neptuno. En la parte tercera se aborda la astronomía sideral con la dis­tribución de las estrellas en el cielo, en la que particularmente los trabajos de los Herschel hicieron el primer análisis com­pleto con los potentes telescopios construi­dos por ellos mismos y usados para este fin. El apéndice trata de la división del tiempo, del calendario juliano y de su re­forma. Los dos capítulos que comprenden la teoría de las perturbaciones planetarias y la astronomía sideral son los más inte­resantes.

Por primera vez Herschel tradu­ce en palabras los resultados algebraicos de los teoremas sobre las perturbaciones y se sirve de la síntesis geométrica que por necesidad había sido abandonada por los sucesores de Newton, pero que es siempre útil cuando se trata de llevar de nuevo a consideraciones directas y elementales la explicación general de los descubrimientos y los resultados obtenidos. Herschel hace notar que durante la preparación de este su libro fueron descubiertos ocho o nueve planetas y satélites, y el descubrimiento de uno de éstos es ciertamente uno de los mayores triunfos de la teoría. En la acción perturbadora de Urano, por medio de la cual fue revelada la existencia y la posi­ción de Neptuno, planeta que provocaba la perturbación, Herschel trata, en armonía con el plan general de su obra, de dar una idea racional de la acción dinámica, más que del procedimiento analítico, de las in­vestigaciones de Leverrier y de Adams. Los Esbozos de Herschel, aunque sobrepasados hoy por los conocimientos modernos, que­dan como un trabajo y una colección de las conclusiones de un destacado pionero.

G. Abetti