Ensayo Teórico y Experimental sobre el Galvanismo, Giovanni Aldini

[Essai théorique et expérimental sur le galvanisme, avec une série d’expériences faites en présence des Commissaires de l’lnstitut National de France, et en divers amphithéatres anatomiques de Londres]. Obra publicada en París en 1830, en dos volúmenes.

La obra está dedicada al ciudadano Bonaparte, primer cónsul y presidente. Lleva doce tablas grabadas y un índice alfabético. En la introducción, el autor, sobrino de Galvani, declara que quiso ilustrar y ampliar con sus experi­mentos la obra de su tío, quien, según afirma Aldini, «ha hecho surgir de este ha­llazgo (el galvanismo animal) una nueva rama del saber, la ha cultivado con todo el celo del industrial que trabaja en su fundación, con toda la inteligencia de un genio observador que cree haber aferrado uno de los hilos que pueden conducir a los mayores secretos del organismo animal y de la vida. La esperanza más cara a su co­razón era la de poner su descubrimiento al servicio de la especie humana y de en­contrar en la misma economía animal los medios de reparar la mayoría de los des­órdenes a que está sujeta.

Testigo y cola­borador de mi ilustre pariente, no he po­dido permanecer ajeno a los progresos que hizo hacer a la ciencia. He añadido algu­nos experimentos capaces de conducirla ha­cia la finalidad que él se proponía». La obra está dividida en tres partes. «La pri­mera», dice el autor, «muestra la acción del galvanismo independientemente de los me­tales y algunas de sus propiedades gene­rales. En la segunda utilizo el poder del galvanismo para excitar las fuerzas vitales. En la tercera propongo aplicaciones útiles de este agente a la medicina y desarrollo los principios que sirven de apoyo a una nueva aplicación del galvanismo medicinal. Muchos resultados que no podían encontrar lugar adecuado en estas partes, serán obje­to de un apéndice en el que describiré al mismo tiempo algunos aparatos nuevos, tan­to físicos como químicos, muy apropiados para desarrollar la teoría del galvanismo».

De estas declaraciones surge su completa adhesión a la teoría del galvanismo ani­mal y su conflicto con las teorías de Volta sobre el contacto. Sin embargo, es admira­dor de Volta, especialmente por la inven­ción de la pila, a la que Aldini sugirió al­gunas modificaciones. Toda la obra está ilustrada por muchos experimentos hechos sobre varios animales y sobre cadáveres humanos. El segundo volumen comprende: capítulos sobre el paso del galvanismo a través del océano y de los ríos; accio­nes sobre los animales, sobre un ajusticiado, sobre los órganos de los peces eléctricos; observaciones sobre la electricidad animal y la influencia de los metales sobre ella; y algunas cartas de científicos a Aldini.

P. Pagnini