Ensayo Comparativo Sobre la Revolución Francesa de 1789 y la Revolución Italiana de 1859, Alessandro Manzoni

[Saggio comparativo su la Rivoluzione Francese del 1789 e la Rivoluzione Italiana del 1859]. Es el último ensayo histórico del autor; quedó inacabado y se publicó en 1889, después de su muerte. Manzoni bosqueja, en un amplio examen comparativo, los caracteres de la revolución francesa y los de la revolución italiana. Útil y legítima en sus comienzos por la novedad del contenido ideal que traía a la historia moderna, la revolución francesa degeneró muy pronto, en su desarrollo tu­multuario, y desembocó en la instauración de un despotismo que prácticamente anu­laba sus beneficios.

Más legítima ante la historia y el derecho, y más fecunda, fue en cambio la revolución italiana — fundada orgánicamente sobre la unidad de las aspi­raciones y de los sentimientos de todo un pueblo — que terminó en la guerra de 1859, guerra de liberación, sagrada y legítima, y no simple manifestación de voluntad de poder o de hábito de violencia. Así, mien­tras en Francia, en virtud de la tumultuo­sa dialéctica de las fuerzas revolucionarias, el gobierno, alejándose de la revolución, tuvo que «buscar su meta en la prisa de la carrera», y la fragorosa epopeya termi­nó en una catástrofe, en Italia el gobierno mismo fue el intérprete y ejecutor de las aspiraciones revolucionarias, y de este modo logró evitar el más terrible escollo de toda revolución. El ensayo, riguroso y analítica­mente agudo, quiere ser una sistematiza­ción histórica, jurídica y teorética de un problema que los acontecimientos de 1859 y de los años posteriores habían actuali­zado en el espíritu crítico de Manzoni. Y a la luz de estos hechos hay que juzgar los humores jacobinos y revolucionarios de la juventud manzoniana.

D. Mattalia