El Ruwenzori, Filippo de Filippi

[Il Ruwenzori]. Relación de la expedición africana de S. A. R. el príncipe Luis Amadeo de Saboya, duque de los Abruzos (1873-1933), narrada por Filippo de Filippi (n. en 1867).

El autor ex­plica en su relación, cómo en torno al ma­cizo del Ruwenzori realizaban tentativas hacía muchos años alpinistas de varios paí­ses, especialmente ingleses, ayudados, como en el caso de Mackinder, por los mejores guías italianos, y cuyos esfuerzos se vieron casi todos frustrados por el mal tiempo, en aquel terreno casi vertical y de frecuentísi­mos desprendimientos. La expedición italia­na estaba compuesta, además del duque de los Abruzos, por Umberto Cagni, Vittorio Sella y Alberto Cavalli Molinelli; todos ellos, excepto Sella, miembros también de la precedente exploración del «Stella Polare». La expedición partió de Nápoles el 16 de abril de 1906 y llegó el 3 de mayo a Mombasa, de donde sus componentes partie­ron para el lago Victoria. Llegaron a Fort Portal a las orillas del lago, lo cruzaron hasta Entebbe, donde comenzó la expedi­ción propiamente dicha. Después de cruzar un territorio casi llano remontaron el va­lle Molukin para llegar a Bayangal, don­de se estableció el campamento base al amparo de una roca inclinada, a 3.798 me­tros de altura. Desde allí se escalaron las principales cimas de todo el grupo, que culminan en el monte Stanley, con sus dos cumbres Margarita y Alejandra, que rebasan los 5.000 metros.

Siete montañas, pues, y 18 cimas, casi todas verticales y desconoci­das, fueron escaladas por la expedición, que proporcionó así importantes datos para el conocimiento de África, por aquel tiem­po todavía poco explorada.

F. Dusi