Disputaciones camaldulenses, Cristóforo Landino

[Disputationes camaldulenses]. Obra filosófica en cuatro libros compuesta en latín alrededor de 1475, publicada en Florencia hacia 1480, importante en la divulgación de las ideas de Platón y de Aristóteles en el ambiente florentino, la discusión de los principios medievales desde San Agustín hasta Santo Tomás de Aquino y la participación en el ambiente inspirado por la palabra de Marsilio Ficino. El título se refiere a un des­canso de cuatro días en el convento de Camáldoli, de Lorenzo y Julián de Médicis, de Alberti, de Ficino, del mismo Landino y de otros nobles y reflexivos espíritus.

En la paz de aquella religiosa soledad la dia­léctica filosófica y las meditaciones se mez­clan con el reposo y los paseos por lugares amenos. El primer día Lorenzo sostiene contra Alberti que el ideal del sabio es atemperar la vida activa con la contempla­tiva, para guiar a los hombres y aportar una contribución eficaz a la humanidad. En el segundo surge una discusión bastante profunda entre Alberti y Ficino: qué es el mal, y si existe, cómo se identifica el sumo bien con Dios y cómo se consigue ‘con la inteligencia alcanzar el objetivo de la fe­licidad del espíritu. Durante el tercero y cuarto día Alberti expone alegóricamente la fábula de la Eneida (v.), significando en Eneas el símbolo del hombre que después de diversas peregrinaciones alcanza la sal­vación.

El paréntesis cartaginés en una vida activa de política y sed de dominio, no im­pide volver a la pura contemplación del sumo bien, ideal ya expresado por Alberti en la primera jornada. La obra atestigua el intento de Landino, de conciliar lo an­tiguo con lo moderno, el sueño de una pu­reza cristiana y el sereno anhelo del mundo antiguo.

C. Cordié