Diálogo sobre la salud, Carlo Michelstaedter

[Dialogo della salute]. Diálogo filosófico publicado póstumo en 1912, junto con las Poesías. Cons­tituye el documento más singular de la psicología del autor. Es una conversación literaria y filosófica, según el modelo pla­tónico, entre Nino y Rico, quienes al aban­donar el cementerio oyen que les desea buena salud el viejo guardián. Pero la sa­lud no salva de la muerte; por otra parte, la salud del cuerpo y del alma altera la vi­sión del mundo e invierte los valores de las cosas. Asimismo, si no existe una plena felicidad sin posesión plena, la salud es un bien que un mínimo incidente puede des­truir para siempre. Los dos amigos continúan platicando y se preguntan qué es  la salud, y si la enfermedad es realmen­te un mal, así como qué es la muerte. Llegan a la conclusión de que la muerte la enfermedad son fantasmas «inconscientes»: el hombre ama la vida, ante todo, por su excesivo apego a las ilusiones y placeres de los sentidos, cuando todos debe­rán prepararse para la muerte considerándola como la única cosa que nada pue­de quitar y lo puede dar todo.

El pesimismo de Michlestaedter se muestra de forma absoluta en la renuncia a toda ley extraña a la espiritualidad. Mediante un razonamiento lucidísimo, y siguiendo las huellas de una metafísica nórdica, llega el autor a la negación de la muerte, que es, por el contrario, fuente de vida verdadera, comienzo del conocimiento completo y meta ideal para el héroe que no teme el miste­rio. y lo acepta en sus extremas conse­cuencias. El diálogo, que trata problemas esenciales para todo ser humano, se expre­sa con un estilo brillantísimo.

C. Cordié