De la Fortuna, Giovanni

[De fortuna]. Tratado latino en tres libros de Giovanni, llamado Gioviano, Pontano (1426-1503), compuesto hacia 1500. En los primeros dos libros el autor acepta la antigua teoría del destino, una influencia que llega de las estrellas; y no es necesario ser virtuosos según los dictámenes de la razón. La índole que a los hombres les viene de los astros les da la fuerza para combatir el mal que se oculta en la sociedad o para resistir a los incon­venientes que se presenten; sin excluir la posibilidad de sucumbir a los obstáculos, de ser esto lo establecido por la Fortuna. Esta actitud determinista y enemiga del libre albedrío y de la íntima moralidad de la acción humana fue condenada por el agustiniano Egidio Canisio (interlocutor de un famoso diálogo del autor y a él dedicado, Egidio, v.). Por esto, Pontano, en un tercer libro de su obra (1501), quiso demostrar que su idea fatalista coincidía con la idea cristiana de la Providencia, dado que su astrología establece que Dios da un poder a las estrellas, pero que Él mismo sigue regulándolo todo con su influencia directa sobre el hombre. Este tratado, que se adhie­re a la fe en la fortuna, idea viva desde la Edad Media hasta el Renacimiento, pone de manifiesto la dúctil elegancia con que Pon­tano busca un equilibrio entre sus concep­ciones astrológicas y la teología cristiana: si su tentativa de conciliación es significativa para la cultura de su época, hay que tener presente, en la secular cuestión en la que participaron Arrigo da Settimello, Dante, Petrarca y los Humanistas, que el contraste anterior es el más conocido por la solución moderna que le dió Maquiavelo en su Prín­cipe (v.).

C. Cordié