Curso de Economía Política de Pareto

[Cours d’économie politique]. Obra en dos volúmenes publicada en Lausana, 1896-1897. Advirtiendo que el estudio de la economía no tiene que ser diferente, en lo relativo al método, al de las ciencias naturales, puesto que se tiene que limitar a la pura observación de los hechos, Vilfredo Pareto (1848-1923) divide su Curso en dos secciones: economía pura y economía apli­cada.

La primera sección empieza con la de­finición de la «ofelimidad», que «expresa la relación de conveniencia por lo que una cosa satisface una necesidad o un deseo, le­gítimo o no»; la ofelimidad es una cualidad totalmente subjetiva. El objeto de la eco­nomía es el estudio de la ofelimidad, un estudio parecido al de la mecánica racional (economía pura). Y para llegar a una re­presentación complexiva de la realidad eco­nómica, el autor emplea el método de las «aproximaciones sucesivas». Su punto de partida es que el «homo oeconomicus» trans­forma los bienes en otros bienes, mate­rialmente (producción) y económicamente (cambio) ateniéndose al criterio de la ofe­limidad superior, para él, de un bien fren­te al otro. A menudo la transformación es indirecta: ya que se procuran bienes que facilitan la transformación final (formación del capital). Y aquí se distingue el ahorro sencillo del ahorro-capital: éste resulta uni­do a la producción y se renueva después de cada empleo. En la formación del capital, la transformación de un bien en otro tiene lugar en el tiempo y su coste es represen­tado por la compensación neta que pertenece al ahorro.

El «equilibrio económico ge­neral», al que se propende bajo el estímulo de la busca del máximo individual de ofeli­midad, es representable en primera aproxi­mación con un sistema de ecuaciones simultáneas de las que unas se refieren al balance individual entre entradas y gastos, otras a la actividad de los empresarios que transforman el ahorro en capitales, y las que quedan a la actividad de los empresarios que fabrican productos y bienes ca­pitales. Con una segunda aproximación se tienen en cuenta condiciones anteriormente descuidadas, la presencia de elementos mo­nopolistas. En la sección de la economía aplicada el autor estudia, en primer tér­mino, el problema de la población (hay má­ximo de ofelimidad cuando la producción de hombres es proporcional a la necesidad de «capitales personales»). Después de obser­var la estructura del organismo económico y exponer la teoría de la renta como fenó­meno general, Pareto pasa a considerar el comercio internacional, las coaliciones de empresas y las crisis económicas. En la úl­tima sección se examinan los problemas de la distribución de la renta y del gasto. La obra concluye con un estudio sobre la heterogénea composición de la sociedad y sobre las relativas consecuencias económico- sociales. Este Curso de economía política del más vivo representante italiano de la «escuela de Lausana» es notable sobre todo porque afirma el concepto del equilibrio económico de una forma total, superando la excesiva simplificación de los clásicos y lle­gando a determinar simultáneamente todo el sistema de los precios.

Sin embargo la obra, a diferencia del Tratado de economía del mismo autor, no consigue liberarse de la influencia de la «escuela subjetivista» austríaca, puesto que entre la «utilidad mar­ginal» de la escuela psicológica y la «ofeli­midad» de Pareto la diferencia es sólo ter­minológica. Hay para señalar las discutibles identificaciones de la ciencia económica (que no es ciencia moral) con las ciencias naturales, y de la utilidad económica so­cial (ofelimidad social) con la suma de las ofelimidades individuales.

F. Feroldi