Conformidad de la Lengua Francesa con la Griega, Henri II Estienne

[Conformité du langage françois avec le grec]. Tratado del erudito francés Henri II Estienne (1531- 1598), el personaje más importante de la dinastía de tipógrafos y editores fundada por Henri I Estienne, abuelo suyo, famoso también en el mundo humanístico con el nombre de «Stefanus». La obra es muy in­teresante en su aspecto histórico, porque participa directamente en la polémica so­bre el italianismo y sobre el restablecimien­to de los estudios clásicos en Francia. Pu­blicada en el año 1565, se funda en el intento de estudiar la afinidad del griego con el francés, pero el carácter no muy científico del propósito cede a su vez el paso ante la finalidad más inmediata de mostrar que ningún pueblo es más apto que el francés para comprender los valores morales y la belleza de la antigua literatura griega. Partiendo de tal supuesto, le era fácil a Estienne proclamar, frente a la in­vasión del italianismo, que entre todas las lenguas hermanas de la Edad Moderna, la francesa era la reina: posee las cualidades requeridas por todos y cada uno de los géneros literarios, desde la lírica al tratado y a la disquisición doctrinal. Así este tra­tado ocupa un lugar en las diatribas con que los sabios franceses reafirmaron la ex­celencia de su cultura y la importancia ca­da vez más decisiva del francés en la mis­ma tradición de los estudios clásicos. Para entenderla adecuadamente en su compleji­dad histórica, hay que unir a esta obra las observaciones más particularmente polémi­cas de la Superioridad de la lengua fran­cesa (v.) de 1579.

C. Cordié