Comparación entre las Leyes Mosaicas y las Romanas

[Mosaicarum et romanarum legum collatio sive lex Del quam praecepit Dominus ad Moysen]. Es una co­lección muy pobre de textos de la jurispru­dencia clásica. De esta composición existen tres manuscritos en Berlín, Viena y Vercelli: no se conoce su autor y se cree que se remonta, con toda probabilidad, a los últimos años del reinado de Diocleciano. La parte de la obra que se ha conservado cons­ta de 16 títulos de material jurídico muy va­riado (civil y penal): cada uno de ellos em­pieza con una frase mosaica o de la Sagra­da Escritura, que es seguida por fragmentos de jurisconsultos clásicos y por constitu­ciones imperiales de la misma materia. El autor se propuso evidentemente la compa­ración entre las leyes romanas y las mosaicas para demostrar la tesis, extrañamen­te extendida en el mundo postclásico, que las primeras se derivaban de las segundas. Los fragmentos de los juristas clásicos son pasajes elementales, breves y muy genéricos, de Gayo, Papiniano, Paulo, Ulpiano y Modestino. Es probable que estos fragmentos, como también los que procedían de las cons­tituciones imperiales hayan sido en un mo­mento dado interpolados para introducirlos dentro de la extraña tesis del compilador. La obra está comprendida en las Fontes iuris romani anteiustiniani a cargo de Riccobono, Baviera y Ferrini (Florencia, 1909). Como todas las compilaciones postclásicas sobre material romano, también esta obra puede permitir un parcial conocimiento del derecho clásico, bastante incierto a veces, dadas las interpolaciones.

A. Répaci