Cartas marruecas, J. Cadalso

Es­crita en forma epistolar y formada por noventa cartas, aparecidas en el «Correo de Madrid» durante el año 1789

La obra sigue la misma estructura de Cartas persas de Montesquieu, en las que un extranjero denuncia los de­fectos de una sociedad que no es la suya. Cadalso ima­gina una correspondencia entre el joven Gazel, que per­tenece al séquito del embajador de Marruecos en Espa­ña, el viejo moro Ben Beley, maestro y consejero de Ga­zel, y el español Niño Núñez, cristiano viejo español que mantiene amistad con Gazel, para así ofrecernos una am­plia visión de la España del sig. XVIII, contrastándola con la del pasado y con la de Europa, en el terreno de la eco­nomía, industria, agricultura, costumbres, literatura, etc.

Cadalso pretende, desdoblándose en estos personajes, presentar un panorama .general de la situación real del país de una manera crítica; así, en diferentes cartas cri­tica la decadencia del idioma, el afincamiento de tradi­ciones nocivas extranjeras, las supersticiones, el prestigio de la nobleza, la mala educación de la juventud, el es­tancamiento de las ciencias, etc. Su sátira pretende ser constructiva y señalar vías de solución, siempre dentro del espíritu ilustrado y humanista del sig. XVIII.