Ayudas a la Reflexión, Samuel Taylor Coleridge

[Aids to Reflection]. Tratado filosófico de Samuel Taylor Coleridge (1772-1834) bajo forma de una serie de aforismos, publicado en 1825. Es el libro de Coleridge que ejerció más in­flujo en el pensamiento del siglo XIX. Se refiere a la distinción entre razón («rea- son») e inteligencia («understanding»), dis­tinción ya implícita en Platón («nous» y «dianoia»). Aunque Coleridge acepte la teo­logía anglicana ortodoxa, se adhiere en sus­tancia a la filosofía kantiana; de donde pro­cede una de las típicas contradicciones de este autor, que acepta los principios del idealismo subjetivo y, por otra parte, con­serva la creencia en la Trinidad y en el dogma cristiano. La inteligencia es la fa­cultad por la cual reflexionamos y genera­lizamos sobre la base de las impresiones de los sentidos, los cuales no hacen sino pro­porcionar elementos de comparación. La razón, en cambio, o predetermina la expe­riencia, o se vale de la experiencia pasada para sustituir a la necesidad en lo futuro. La esfera propia de la inteligencia es el mundo natural, no el espiritual; en la in­teligencia se dan actos conceptivos («concipiences» o «conceptive acts») más que con­cepciones («conceptions»); la realización es obra de la fantasía («faney», la que Kant llama «Einbildungskraft»); la inteligencia forma «entia rationalia», que con ayuda de la imaginación se convierte en «entia realia». Por otra parte, por la vía de te razón llegamos al conocimiento de las últimas verdades espirituales. Acerca de este pun­to, Coleridge se aparta de Kant y se apro­xima a Jacobi. Coleridge exalta la razón («the All-perfect and Supreme Reason») en detrimento de la inteligencia, llamada «la mente de la carne» («the mind of the flesh»). En realidad la razón pierde en él las limitaciones kantianas, y se convierte en instrumento de fe. La moralidad y la prudencia, a su vez, son distintas por el hecho de que la primera brota de la razón y de la conciencia del hombre, y la segun­da de la inteligencia (distinción resuelta­mente kantiana). La parte culminante de la obra es la que lleva por título: Aforismos sobre la, religión verdaderamente espiritual [Aphorisms on Spiritual Religión Indeed].

M. Praz