Santa Elena en el Calvario, Pietro Metastasio

[Sant’Elena al Calvario]. Oratorio de Pietro Metastasio (Pietro Trapassi, 1684-1782), es­trenado en Viena en 1731, con música de Antonio Caldara (1670-1733).

Está inspirado en la leyenda del hallazgo de la Cruz por Santa Elena, según los testimonios de Teodoreto, San Paulino, San Ambrosio, San Ci­rilo Jerosolimitano y otros autores cristia­nos mencionados en el argumento que pre­cede a la edición del drama. «Santa Elena, emperatriz, inspirada por Dios y advertida en sueños por visiones celestes, fue a vi­sitar el Calvario. Ayudada por Macario, entonces obispo de Jerusalén, descubre no sólo el suspirado Sepulcro, sino también la Santa Cruz; y confirmando la profecía de Isaías, adoró y ofreció uno y otra a la adoración del mundo». Metastasio reduce a la fórmula de su melodrama todas las experiencias del teatro religioso primitivo: del lirismo dramático de la loa italiana al mecanismo espectacular del «miracle» fran­cés y al realismo escénico, ya articulado, del «auto sacramental» español.

Esta ri­queza de medios expresivos viene a perju­dicar, sin embargo, el goce de la simpli­cidad de la acción litúrgica, cuyo impulso místico se halla contenido por una elegan­cia lírica, más de la cual no queda lu­gar para una profunda poesía religiosa.

C. Capaso