Ritual Babilónico y Asirio para la Cobertura del Tímpano Sagrado

Es uno de los más importantes textos rituales de la literatura religiosa babilónica y asiría, abundante en composiciones ritua­les de contenido y carácter bastante di­verso.

El género de los rituales se distingue por el laconismo de la dicción, que en al­gunos puntos se limita a simples apuntes alineados uno tras otro, pero siempre dis­puestos cuidadosamente en cada uno de los renglones y en los fragmentos, separados uno de otro por líneas horizontales. Dichos textos repiten frecuentemente algunas lí­neas o párrafos enteros, porque los escribas, cuando los copiaban, como recurrían a va­rias redacciones antiguas que encontraban en las bibliotecas, introducían variantes de los diversos modelos, de suerte que resulta­ba un texto mixto, que, en los puntos don­de las distintas redacciones no coincidían, daba la totalidad de textos de un mismo fragmento. Generalmente los rituales co­mienzan con la palabra «enuma» que equi­vale a «cuando». En ellos se dan instruccio­nes a los sacerdotes cuando traten de cele­brar una u otra ceremonia.

En el Ritual para la cobertura del tímpano sagrado se lee una meticulosa descripción de todas las ce­remonias que debían seguir los sacerdotes cuando se procedía a cubrir con la piel del buey sagrado un nuevo tímpano, instrumen­to musical muy en uso en Babilonia y Asi­ría durante las ceremonias religiosas, así como para inaugurarlo para el servicio re­ligioso en el templo. Buena parte de los rituales descubiertos fueron escritos duran­te el último período de la cultura babiló­nica, cuando el Valle de los Dos Ríos se hallaba bajo el dominio griego. De este ritual se ocupa Furlani en Riti babilonesi e assiri (Udine, 1940).

G. Furlani