El Angel sellado, N. Léskov

A raíz de un pleito judicial es ordenado el secuestro de los iconos venerados por un grupo de raskolniki («viejos creyentes», apartados de la iglesia ortodoxa por protes­tar contra la corrupción del clero). Sobre uno de los ico­nos, un ángel de gran valor y belleza, es colocado un se­llo. Los raskolniki tratan por todos los medios de recu­perar el ángel sellado. Un ingeniero inglés, que se encuen­tra a cargo del astillero en el que ellos trabajan, los ayu­da a alcanzar su propósito intercediendo, entre otros, ante el arzobispo; éste concede finalmente su perdón a los raskolniki y los invita a retornar al seno de la Iglesia.