Creación Del Hombre, San Gregorio

Obra exegética de San Gregorio, obispo de Nissa (335-395), que la escribió en 379 para completar las 9 homi­lías dedicadas por su hermano San Basilio a la creación (v. Hexamerón), desarrollando el detalle de la creación del hombre. Ilus­trando el relato bíblico (Génesis, I, 16, ss.), Gregorio de Nissa hace alarde de su in­mensa erudición científica y filosófica, sa­cando elementos también de las análogas especulaciones del judío neoplatónico Fi­lón, al que sigue, con mayor disciplina, en el método alegórico de interpretación. De manera que el resultado es una exposi­ción del relato bíblico en términos de filo­sofía aristotélica y platónica que será va­lorizado ampliamente en el siglo IX por Escoto Eriúgena.

Es en esta obra, en la que se desarrolla la distinción filoniana entre el hombre «celeste», creado a imagen de Dios, puro «tipo» de hombre, ni macho ni hembra, que incluye a toda la humanidad, por su inmutable esencia, y el hombre «te­rrenal», mutable, de distintos sexos, objeto de la experiencia, que se presentó a la rea­lidad sólo en la previsión del pecado ori­ginal. Y también en esta obra se presenta la materia como la unidad de las calida­des por sí mismas inmateriales. Por lo de­más, se afirma, según el acostumbrado es­quema de los Padres cristianos, la íntima conexión entre el alma y el cuerpo, razón metafísica del dogma de la resurrección fi­nal de los cuerpos transfigurados y reno­vados.

M. Bendiscioli