Cantos Litúrgicos de Gerhardt, Paul Gerhardt

[Geistliche Andachten]. Colección de poesías re­ligiosas de Paul Gerhardt (1607-1676), apa­recida entre 1666 y 1667. Representa la pri­mera recopilación de cantos litúrgicos pro­testantes que puedan compararse con los de Lutero, por su popularidad, aunque no tengan la fuerza de aquéllos. Frente al pe­simismo luterano y calvinista, estos cantos muestran un alma que vive en paz y alegría su rica vida interior. Particularmente nota­bles, entre los 120 que componen la obra, son los que se refieren a las solemnida­des, y entre éstos el del Adviento, to­davía hoy popularísimo, en el cual el mo­tivo de la esperanza ante la expectación de la Navidad está expresado con sereno goce. El optimismo de Gerhardt se revela más claramente en la «Canción de la mañana», donde, poeta y sacerdote, ofrece a su Dios como «incienso y mirra, su plegaria y sus canciones», poniéndose con infantil inocen­cia, en el alegre despertar a la vida, bajo la protección del Padre Celestial. Y toda­vía más en la «Canción de la tarde»: cuando las tinieblas descienden, siente brillar en su interior, con luz «más viva, a Jesús», la «pa­sión» de su «corazón», y el sueño res­taurador de fuerzas que está próximo, des­pierta en su alma una casi alegre y con­fiada nostalgia de la muerte. Muerte que pierde todo sentido angustioso y desespe­rado, y también es luminoso paso al me­recido reposo en el seno del Dios de mise­ricordia. Estos cantos de Gerhardt son la primera expresión no polémica, sino posi­tiva, del espíritu protestante, y su origina­lidad no estriba tanto en la inspiración, en su mayoría bíblica, cuanto en su gran sen­tido humano intimista, individual, que con­suela a cuantos sufren, da al pecador con­fianza en la misericordia divina, sabe hacer vibrar todas las cuerdas del alma al mismo tiempo que la suya, con el fin de encaminarlas, directamente, hacia la luz y el amor divino.

G. Federici Ajroldi