Atalia, J. Racine

Tragedia en 5 actos

La es­cena tiene lugar en el templo de Jerusalén, donde el sumo sacerdote Joad y su esposa Josabet han educado en se­creto al último descendiente de David, Joad, bajo el nom­bre de Eliacín. Fue Josabet quien lo salvó de la masacre en que perecieron todos los hijos de Ocozías por orden de la reina Atalia (la hija de Acab y Jezabel), que quería aniquilar la estirpe de David. Atalia ha impuesto el culto sacrilego de Baal, pero hasta el momento ha respetado a Joad. El rumor de que en el templo se halla escondido el tesoro de David, el haber visto a Eliacín, semejante en todo a un jovencito que se le había aparecido en un sue­ño inquietante y los consejos de Mathan, sacerdote de Baal, la llevan a establecer el asedio al templo. Joad, una vez coronado rey Joás, hace entrar a Atalia en el tem­plo, donde la rodean levitas armados. Enfrentada a su to­tal derrota, Atalia se deja matar sin oponer resistencia.