Sermón de Bernat Metge

[Sermó feyt per En Bernat Metge]. Breve poema pa­ródico del humanista catalán Bernat Metge (hacia 1350-1412/1414). El poema, escrito en «codolades», es decir, en versos parea­dos, dos de ocho sílabas seguidos de un pie quebrado de cuatro, es una imitación bur­lesca de un sermón religioso. Consta de tres partes. En la primera, Bernat Metge expone el tema de su sermón con un refrán de tipo popular: «Seguesca el temps qui viure vol, / si no, poria’s trobar sol / e menys d’argent», que el Arcipreste de Talavera recordó en su Corbacho (v.): «Siga el tiempo quien vevir quisiere, si non, fallarse ha solo e sin argén», así como los predicadores iniciaban sus sermones con unos versículos de las Sagradas Escrituras.

La segunda parte es una glosa de ese refrán, de la misma manera que los sermo­nes religiosos son una glosa de los versícu­los que se han señalado al principio. En ella, Metge vuelca toda la acidez y escep­ticismo de su alma, su altivez cínica y ma­terialista. Aconseja la adulación, la hipo­cresía y la falta de conciencia si se quiere conseguir una posición en la vida. La amis­tad íntima con el joven esposo, en especial si la esposa es bonita; la separación de la propia mujer, si ésta no llega a satisfacer; etc. En una palabra: el pensamiento que da estructura y sentido a este poema puede reducirse a estos versos, en los que se pre­ludia toda una posición política vigente en el Renacimiento: «Siats de natura d’anguila / en quant farets». La tercera parte es una recapitulación de la doctrina expuesta a lo largo del sermón: «Del bé que en lo món fet haurets / vos penedits; / les malvolences retenits / mentre viscats; / sobre tota res comportáis / los hómens rics / e cells que es fan vostres amics / quan ops vos han». Aun cuando hay que conceder un margen a lo que pueda haber de simple «pose» o de motivo estricto de parodia, lo cierto es que el Sermó viene a ser un perfecto reflejo de una actitud ante la vida: artera y «oportunista, materialista y cínica.

J. Molas