Los Fourchambault, Émile Augier

[Les Fourchambault]. Comedia en cinco actos de Émile Augier (1820-1889), representada en 1878. Augier quiere combatir aquí el mate­rialismo burgués característico de fin de siglo. Y, puesto que esta actitud hace del dinero la medida de todas las cosas, espe­cialmente cuando se habla de matrimonio, Augier demuestra que la única condición esencial para la felicidad en los esposos es el afecto recíproco. Fourchambault, rico burgués, ha amado y seducido, de joven, a una pobre muchacha profesora de música, abandonándola luego junto con el hijo na­cido de este amor, para casarse con una muchacha rica, de la que sólo conoce la cifra de su dote. El hijo que nace de este matrimonio crece abandonado a sí mismo en un ambiente falto de afecto, y pasa agradable y ruinosamente sus días entre campos de carreras y salas de juego. Víc­tor, el hijo ilegítimo, criado con infinito amor por su pobre madre, ha presenciado las humillaciones que ella ha soportado, las luchas que ha tenido que librar, y ha sa­bido crearse una situación y un patrimonio. Reducido a la quiebra por las disipaciones de su hijo y de su mujer, y por el des­orden que reina en su familia, Fourcham­bault es salvado por Víctor, que conoce su origen. El contacto con este joven honesto y sano es beneficioso para el hijo legítimo; también la señora Fourchambault abandona su vanidad mundana. Es ésta la última co­media escrita por Émile Augier, notable por la fuerza de los caracteres y el dramatismo de las escenas, a través de las cuales el autor persigue lo que es el fin de toda su obra: la exaltación de la familia, fundada en el amor y en el trabajo.

G. Alloisio