La Viuda Alegre, Franz Léhar

[Die lustige Wittwe]. Representada por primera vez en Viena en 1905 se considera como la mejor opereta de Franz Léhar (1870-1948) y una de las mejores creaciones del teatro de opereta, digna heredera de un género musical carac­terístico del siglo XIX.  El libreto de V. Léon y L. Stein, sacado de una comedia de Meilhac, L’attaché d’ambassade (1861), trae al ambiente moderno una aventura de cuento de hadas.

La protagonista es la her­mosa viuda de un banquero, Ana Glavari, que por ciertos motivos de Estado no debe transferir a otros países sus riquezas eli­giendo a un nuevo marido. De ella se ena­mora un príncipe pobre, Danilo, que sin conocer los antecedentes y lleno de orgullo, no quiere ser acusado de interés y se aleja; pero luego vuelve en misión oficial a París, para ver de nuevo a su viuda, que vive en medio de las más alegres aventuras. Entre una corte de diplomáticos aspirantes a mi­llonarios, después de una serie de equívocos y suspiros amorosos, naturalmente Ana y Danilo se casan. Sobre este tenue y agitado hilo conductor, el músico se abandonó a su vivacidad más encantadora, con ritmos de­liciosos y constante melodiosidad, ricos en esa vena sentimental típica de la opereta vienesa y danubiana. En él treinta y cinco aniversario de la primera representación de La viuda alegre, Franz Léhar ofreció una nueva versión de la celebrada opereta, dándole unas dimensiones y un carácter más airosos.

M. Bonisconti