La Fierecilla domada, W. Shakespeare

Comedia en 5 actos en verso y prosa

La comedia se ima­gina recitada ante Sly, un pobre calderero de quien un lord se burla haciéndole creer que se trata de un rico ca­ballero que ha perdido el juicio durante quince años. Caterina es la caprichosa hija mayor de un señor paduano, Battista, que pretende casarla antes que a su hermana Blanca, cortejada en abundancia. Petruccio, un joven ca­ballero veronés, en parte para ayudar a su amigo Ortensio a conquistar a Blanca, y en parte atraído también por su rica dote, pide y obtiene la mano de Caterina.

Des­pués de haberla llevado a su casa, la somete a todo tipo de privaciones y humillaciones, fingiendo en todo mo­mento una afectuosa solicitud: devuelve la comida a la cocina con la excusa de que está mal cocinada, no la deja dormir fingiendo que la cama está mal hecha y despide a sastres y proveedores porque no traen vestidos y ade­rezos dignos de ella. Domada por el hambre, el sueño y los ajetreos, Caterina, es devuelta a la casa paterna y aca­bará por llevarse la palma de la docilidad entre las mujeres.