Emilia, Luigi Groto

Comedia en cinco actos y en verso estrena­da en 1579. La fábula vuelve a tomar el tema del Epídico (v.) de Plauto; pero, por encima del tradicional contrapunto calcado sobre el modelo clásico, esta comedia es notable por la viveza de su diálogo y por un singular sentido de clima histórico, pues la acción se desarrolla en el año en que los turcos arrebataron Nicosia a los vene­cianos, cuyo asedio es ampliamente narra­do. Pólipo enamorado de Flavia, cuyo dueño es el rufián Arpago, no teniendo dinero para comprarla, parte para Nicosia a com­batir contra los venecianos (los personajes, son, en efecto, turcos), pero confiando a su criado Crisóforo la vigilancia de la mucha­cha para que no sea adquirida por otros.

Durante la ausencia de su amo, Crisóforo de acuerdo con Arpago, convence al pa­dre de Pólipo, Polidoro, de que Flavia no es sino una hija suya, Emilia, que él había tenido en Chipre de cierta Lucida, y le in­duce de este modo a rescatar a la muchacha. Llega en tanto Lucida, que ha escapado de Chipre, donde venecianos y turcos com­baten, y, no reconociendo en Flavia a su hija, descubre el enredo. Afortunadamente es encontrada la verdadera Emilia; ella se casará con su enamorado Neófilo, y Flavia será entregada por esposa a Pólipo, que ha vuelto después de la conquista de la ciu­dad. La imitación clásica es olvidada por el sentido de actualidad que anima la co­media y que, valiéndose de las palabras de los mismos personajes turcos, glorifica la historia contemporánea italiana: comedia erudita pues, pero abierta al calor del pre­sente y decidida a llevar a él su contri­bución.

U. Dèttore