El Espíritu De Contradicción, Charles Riviére Dufresny

[L´esprit de contradiction]. Comedia en un acto de (1654- 1724), representada en 1700. El espíritu de contradicción está encarnado en madame Oronte, figura de farsa que hace y exige siempre exactamente lo contrario de lo que los demás quieren o ella supone que de­sean. Cuando se trata de encontrar un ma­rido para su hija Angélica y de escoger entre dos pretendientes, Valerio y Thibaurois, madame Oronte, sabiendo que su marido y la muchacha prefieren a Valerio, sostiene decididamente la causa del otro.

Sin embargo, Valerio se sirve de una estra­tagema; le hace saber que monsieur Oron­te y Angélica simularon dirigir hacia él sus preferencias precisamente porque, co­nociendo su carácter, esperaban que el ele­gido fuera el otro; y madame Oronte cam­bia inmediatamente de parecer, hace casar a Angélica con Valerio y solamente cuan­do ya no hay remedio se entera de la ver­dad, quedando así castigada y burlada. U. Dèttore

*      Inspirada en parte en la de Dufresny es la comedia en cinco actos de Cario Goldoni (1707-1793) Espíritu de contradicción [Spirito di contradizione], representada en 1758. Goldoni supera la fórmula estática del mo­delo, ampliando el argumento y aumen­tando el número de los personajes. Tam­bién aquí encontramos a una Dorotea que, por sus continuas contradicciones, amena­za con echar a perder la boda entre su cuñada Camila y Roberto.

Quien salva la situación es el conde Alejandro que, simu­lando que apoya ardientemente los capri­chos de Dorotea, consigue domar con astu­cia a la peligrosa mujer, de manera que la proyectada boda llega a celebrarse. Algo monótona en la acción y confiada dema­siado a los resortes de la protagonista, a menudo tan sólo exteriores, la comedia es, sin embargo, una de las más características de Goldoni por ese sentido de verdad hu­mana que anima a un personaje que nació como mera extravagancia. Alberto Nota imitó en parte el modelo goldoniano en su Mujer inquieta [Donna irrequieta] (1834).

U. Dèttore