Donaires del Parnaso, Alonso del Castillo y Solórzano

Con este título se conoce una colección de poesías del que luego había de brillar más por sus novelas que por su lirismo. Donaires del Parnaso recoge aquellas poesías de circuns­tancias o festivas que fueron leídas en la Academia de don Sebastián Francisco de Medrano, a la que asistía el autor; fue pu­blicada en Madrid y en dos partes que vie­ron la luz en 1624 y 1625 respectivamente. La intención es fundamentalmente satírica, sin llegar a lo mordaz; el tono burlesco, re­bosante de alegría y vis cómica superficial y diversa; el autor se refiere con des­enfado y regocijo a las costumbres y de­fectos, físicos y morales, de personas cono­cidas.

En otras ocasiones se trata de sim­ples parodias o fábulas compuestas de modo intrascendente buscando tan sólo la chispa de comicidad que de ellas pueda desprenderse. Se aprecia ya en estos Donaires la actitud anti culterana de Solórzano, que le llevó naturalmente a manifestar una deci­dida inclinación al conceptismo, actitud que convenía mejor a su agudo ingenio y a su misma concepción vital, de la que son buena prueba sus novelas (v. La gar­duña de Sevilla, Tardes entretenidas, etc.).