Cocktail party, T.S. Eliot

Comedia en 3 actos

Entre los esposos Lavinia y Edward Chamberlayne la ruptura parece inevitable: ambos han estrechado una nueva relación, buscando en otra parte la compren­sión que no parecen ya capaces de darse recíprocamente. En realidad ni Celia, la amante de Edward, ni Peter, el amante de Lavinia, se sienten satisfechos por estos lazos: Celia advierte la sequedad de Edward y Peter se da cuen­ta de que está enamorado de Celia y no de Lavinia.

Un misterioso huésped del cocktail party que tiene lugar en casa de Edward, un tal Riley, especie de médico de al­mas, consigue unir de nuevo a los Chamberlayne, que aprenderán a comprenderse mejor y a tolerarse. Los ca­minos de Peter y de Celia, en cambio, se dividen: Peter se marcha a California, donde se ocupará de cine, y Ce­lia se va, como misionera, a una isla perdida donde aca­bará asesinada.