Yüeh Fu Shih Chi, Kuo Mao- chi’en

[Antología de cantos antiguos]. Antología china compilada bajo la dinastía Sung (960-1280) por Kuo Mao- chi’en; comprende los principales cantos chinos de la dinastía Han (206 a. de C.-221 d. de C.) hasta el principio de la dinastía Sung. La forma poética «yüehfu» («can­ción») surgió al comienzo de la dinastía Han, especialmente cuando la introducción de las melodías de los tártaros del Norte y del Oeste modificó el rígido ritmo antiguo haciendo necesaria una nueva métrica para adaptar la palabra a los nuevos ritmos.

El emperador Wu de los Han (140-86 a. de C.) instituyó entonces una comisión encargada de cocomisiónos nuevos cantos y este acon­tecimiento señala el nacimiento oficial del «yüehfu». Sobre los nuevos ritmos, los poe­tas compusieron versos que podían también no ser cantados, y que se llamaron «cantos apareados» («ni-yüehfu»). Hacia la mitad de la dinastía T’ang (620-906), un gran poe­ta, Po Chü-i (772-846), quiso que la poesía expresase la vida del pueblo, y creó nuevas formas de cantos llamados «cantos nuevos» («hsin-yüehfu»). Tanto los «cantos aparea­dos» como los «cantos nuevos» han perdido la fisonomía propia de los cantos para mú­sica y quedan como meras poesías que no pueden ser cantadas. La antología de Kuo Mao-chi’en comprende estos cantos divi­diéndolos en doce clases (o especies). La división adoptada por esta antología fue siempre muy discutida en China, pero ha sido generalmente seguida por los demás li­teratos. Las doce clases son:

1) cantos para música en ocasión de sacrificios practi­cados por el emperador;

2) cantos para el convite y para la caza de la corte imperial;

3) cantos para la música tártara Ku-ch’ui;

4) cantos para la música tártara Fun-ch’ui (música militar);

5) cantos para la música Shan-ho (de coloquio);

6) cantos para la música Ts’in-shan (música fina y delicada);

7) cantos para el baile;

8) cantos para el violín chino;

9) cantos diversos;

10) cantos modernos;

11) cantos mezclados;

12) cantos nuevos.

La antología Yueh Fu Shih Chi está considerada por todos los eruditos como la más completa y perfecta en lo que con­cierne a los cantos chinos.

S. Lokwang