Woyzeck, G. Büchner

Drama o balada trágica, en 25 escenas

El sol­dado Franz Woyzeck, bueno e ingenuo, convive desde hace años con una mujer, María, de la que ha tenido un niño. María sin embargo, lo traiciona con todos, en par­ticular con el cabo primero de la compañía. Aun sabiéndolo, Woyzeck calla y sufre en silencio.

Hasta que, por las bromas de su capitán, las humillaciones del médico, que lo utiliza para sus experimentos y las burlas de sus compañeros, encuentra fuerzas para reaccionar, buscan­do primeramente en el aislamiento algún consuelo, y des­pués meditando la muerte de María. En efecto, durante un paseo a orillas de un estanque mata a la mujer de una cuchillada.

Acto seguido se refugia en un prostíbulo, donde le notan sin embargo el brazo manchado de san­gre. Entonces huye de nuevo, pero, obsesionado por el crimen, vuelve junto al estanque y, mientras trata inútil­mente de lavarse la mancha de sangre, perece ahogado. Le llevan la noticia de la muerte de su madre al niño, que está jugando en una plaza con otros niños. Pero éste no comprende y sigue jugando solo.