Willehalm, Ulrich von dem Türlin

El poeta carintio Ulrich von dem Türlin narró alrededor de 1261-69 la prehistoria de los amores de Arabel y Willehalm en un poema, del cual sólo nos quedan refundi­ciones, titulado también Willehalm.

Cuenta que por haber sido desheredados los hijos de Enrique de Naribon, Willehalm se re­fugia junto a Carlomagno, en cuyo servicio vence a los paganos, pero una vez es hecho prisionero por ellos y justamente durante esta prisión Arabel, esposa de Tybald, se enamora de él, le cuida en su prisión y des­pués huyen ambos y se refugian junto a Enrique de Naribon. Sigue después el bau­tismo de Arabel. Ulrich intenta imitar a Wolfram, pero sus dotes estilísticas no con­siguen acercarse a su modelo. Ulrich von Türheim (alrededor de 1236-1286) continuó la narración de Wolfram en un largo poema llamado Rennewart, en el que narra que el pagano Rennewart, después de hacerse bautizar, toma por esposa a Alise, la cual muere al nacer su primer hijo Malifer.

Rennewart, a quien los paganos raptan este hijo, se encierra en un convento, y también Willehalm y su mujer Kyburc se retiran a la vida monástica. Ulrich ha tomado la materia de su poema de algunas «chansons de geste» francesas. En el siglo XV se pu­blicó una redacción en prosa de toda la materia del Willehalm, que comprendía la narración de Wolfram, la historia anterior de Ulrich von dem Türlin y la continua­ción de Ulrich von Türheim.

M. Pensa