Sonetos En Arnés, Friedrich Rückert

[Geharnischte Sonette]. Poesías de guerra del poeta alemán Friedrich Rückert (1788-1866), que forman parte de las Poesías alemanas publicadas en 1814 con el pseudónimo de Freimund Reimar. En el primer ciclo de 24 sonetos, el poeta define su misión educativa y pa­triótica, e inspirándose en el resurgimiento de Alemania, exhorta a todos los demás pueblos a unirse en una lucha común con­tra los tiranos. Evoca luego el espíritu del rey Federico, para que incite al combate a sus compatriotas; fustiga a los enemigos de las sectas secretas y amonesta a los du­ques de la Liga del Rin para que re­cuerden la gloria de sus antepasados, y a todos los alemanes, para que destruyan la Columna de Austerlitz levantada en París para oprobio de Alemania. El viejo Rin se alboroza porque, pasado el tiempo de la esclavitud, pronto verá a un ejército ale­mán en marcha.

Exaltando luego el espí­ritu de sacrificio de las mujeres alemanas, la primera parte concluye con una alusión a la nueva orden de la Cruz de Hierro, y con una plegaria por la Patria. En el se­gundo ciclo de 20 sonetos evoca la figura de Napoleón y el miserable fin del Gran Ejército. El poeta presenta la gran resurrec­ción y finaliza su ciclo con la visión de Federico el Grande, caudillo espiritual del renacimiento nacional, y con el panegírico de Hardenberg y Stein, jefes de la santa lucha. Estos sonetos, aunque recuerden en la lengua y en el planteamiento el de Friedrich Schlegel «Gute Zeichen», y algunos pensamientos del Espíritu del tiempo (v.) de E. M. Arndt y de los Discursos a la nación alemana (v.) de Fichte, alcanzan una forma original cuando reflejan el apa­sionado dolor por los oprobios sufridos por su patria. Se pasa de estados de ánimo so­lemnes y elevados a un amargo escarnio y a una indignada ironía. A veces el cuadro evocado es grandioso, como aquel en que Napoleón corre en pos del fantasma de la gloria, hasta que éste desaparece en el in­cendio de Moscú. El idioma está modelado en una forma concisa, interrumpido por exhortaciones, preguntas, contraposiciones, ora variada con motivos de la mitología clásica, ora solemnizada con acentos reli­giosos.

A. Feldstein