Sin Rumbo, Eugenio Cambaceres

Novela del escritor argen­tino Eugenio Cambaceres (1843-1889), pu­blicada en 1885. Refleja la visión «negra» de la vida, propia del naturalismo finisecu­lar, pero adaptada a las condiciones primi­tivas de la vida rural argentina de la épo­ca. Andrés es un estanciero de gran for­tuna, a quien el exceso de medios, facili­dades y lecturas nihilistas hace andar «sin rumbo» por la vida. Tiene amores con Do­nata, la hija de un puestero, pero pronto se cansa de ella; la deja embarazada, y vuelve a la ciudad. Juega sumas conside­rables, que comprometen su patrimonio; vive públicamente con una cantante italia­na. Nuevamente le sobreviene la saciedad y, con ella, el deseo frenético de volver al campo, de buscar al hijo que Donata le había anunciado. Antes, era el contraste entre su refinamiento literario y el mundo primitivo del campo; ahora, choca con el rudimentario mundo moral de la gente que trata en la ciudad. Donata ha muerto, al nacer Andrea.

El autor nos hace asistir a la transformación de Andrés, consagrado a su hija, quien ha revelado al nihilista sin rumbo el secreto de la vida. Transcurren dos años; su situación económica se va componiendo. Pero Andrea enferma de dif­teria. Y sobreviene el desastre. Bajo la llu­via ininterrumpida, las ovejas, recién es­quiladas, enferman o se ahogan. Son infruc­tuosas las leguas y leguas que ha recorrido el médico desde el pueblo más próximo: Andrea muere. Y Andrés se mata. El inte­rés actual de esta obra radica en la tre­menda realidad americana que presenta: el imperio de la naturaleza, de las fuerzas elementales y del desastre final, pese a todo lo que el hombre elabora o construye para protegerse, acentuado por el simbolismo de la vuelta al campo de Andrés, al campo que le rechaza. Cambaceres es uno de los primeros escritores argentinos consagrados a describir faenas rurales y tipos campe­sinos.

E. F. Rubens

Iguala en su género a los mejores pa­sajes descriptivos de B. Lynch y de Güiraldes. (C. A. Leumann)