Segunda Comedia de Celestina o Resurrección de Celestina, Feliciano de Silva

Imitación de la gran obra de la literatura española, debida al escritor Feliciano de Silva (14929-1558?). Dentro de la serie de continuaciones e imi­taciones de la Celestina (v.), esta de Feli­ciano de Silva, escritor ampuloso, autor de libros de caballerías, es, a juicio de Menén­dez Pelayo, la más discreta. El autor nos presenta los amores entre Poliandria y el caballero Félides, muy semejantes a los de Calisto y Melibea, en sus formas y situa­ciones, pero con final feliz y placentero.

Comienza la obra con nuevos personajes secundarios y en la «cena séptima» apa­rece Celestina, a la que se suponía muerta. El pueblo la festeja con entusiasmo. La obra es compleja, pues el autor utiliza todo género de recursos, desde las situaciones con gentes bajas, hasta los episodios bucó­licos, y todo esto mezclado con finas sá­tiras. Junto a los aciertos (como por ejem­plo los versos: «Señora, pues quiso Dios / haceros hecha de flores, / no me deshagáis de amores») encontramos elementos des­proporcionados y el autor abusa de los recursos literarios. Ello da como conse­cuencia una íntima falta de cohesión en la obra, que, como afirma Menéndez Pelayo, queda a muchas leguas de su modelo.