Santa, Federico Gamboa

Novela del fecundo escritor y di­plomático mexicano Federico Gamboa (1864- 1939). Es el drama de la pueblerina que, seducida y abandonada, busca refugio en una casa de mala nota. «Los capítulos de exposición — como ha observado un crítico contemporáneo —, por la maestría con que están compuestos, por la fuerte entonación y la plasticidad del estilo, son de lo mejor y más bello que ha salido de la pluma del novelista».

Santa lleva una vida de disi­pación, en la que se mezclan el dolor y el placer. En la noche de su existencia apa­rece la figura del enamorado ciego, el pia­nista Hipólito, que en vano quiere llevarla a su lado; pero cuando más tarde la mu­chacha cae gravemente enferma y lo man­da llamar, él no sólo la traslada a su propia casa, sino que le prodiga todos los cuida­dos; y al morir Santa en el hospital, aún bajo los efectos de la anestesia, al músico le queda el triste privilegio de cerrar sus ojos y llevarla a enterrar a su pueblo na­tal. Gamboa se complace, fiel a su tendencia naturalista imitada de los corifeos de la escuela Zola y los hermanos Goncourt, en los detalles nimios, y en la precisa re­producción del ambiente, ya siniestro, ya penetrado de dulzura dolorosa. La mezcla de sentimentalismo y de repugnancia ex­plica el éxito de esta novela, de la que se han hecho incontables ediciones, y que fue llevada a la pantalla con éxito halagüeño. «Malsana curiosidad atrájole numerosos lec­tores…

No obstante, y pese a sus crudezas, tal libro — en opinión de González Peña — es casto; persigue edificar insistiendo en el horror de la culpa».

A. Millares Carlo