Recuerdos de Mme. de Caylus

[Souvenirs]. Casada a los catorce años con el conde Jean-Anne de Caylus, Marie-Marguerite de Valois de Villette (1673-1729) escri­bió en los últimos años de su vida estos re­cuerdos de la vida de la Corte, que van aproximadamente de 1686 a 1700; pues, co­mo nos explica Saint-Simon en sus Memo­rias (v.), pese a su gracia e inteligencia, el temple demasiado irónico y mordaz de su ingenio acabó por cansar al despótico rey Luis XIV, que la invitó a abandonar la Corte.

Los Recuerdos deben gran parte de su interés a la posición especial de la au­tora, que (descendiente de Agrippa d’Aubigné) era pariente de madame de Maintenon, su protectora, y admitida en los se­cretos de su intimidad. Pero también la excepcional calidad de la escritora conservó para la posteridad estas breves páginas, que no fueron conocidas y publicadas hasta 1770. Como casi todos los grandes escritores del Grand Siécle, madame de Caylus es­cribe con extrema naturalidad y descuella en el fino arte del retrato: «Lo que distin­gue a la primera mirada todos sus retratos es la finura; el vigor y la nitidez de la lí­nea, que casi nunca faltan, quedan algo velados…

Toda aquella serie en la que nos presenta el séquito de damiselas de honor de la Delfina y, en general, a todas las damas de la Corte, se parece a una galería de Hamilton; la misma época, la misma fi­nura de pincel, la misma causticidad deli­cada y alguna vez cruel…» (Sainte-Beuve). Pueden recordarse, entre los fragmentos más vivos e históricamente interesantes, todas las páginas en las que habla de la Maintenon, los retratos de la Delfina, de la Montespan, de Luis XIV, de la duquesa de Borgoña, las memorias sobre Saint-Cyr y Racine. Es­tos recuerdos están completados por cierta cantidad de cartas y apuntes, que suelen acompañarlos en las ediciones modernas.

M. Bonfantini