Raimunda, André Theuriet

[Raymonde]. Novela publicada en 1887, que presenta una sencilla aventura sentimental sobre un fondo apa­ciblemente agreste. En la aldea de Vivey, llegó hace poco a vivir con sus padres la bella Raimunda de la Tremblaie, carácter independiente y franco, muy aficionada al campo.

Su madre, con la que ella no se entiende mucho, sirviéndose unas veces de la brusquedad y otras de la persuasión, y apelando también al ascendiente que el señor de la Tremblaie, individuo débil y un tanto nervioso, tiene sobre su hija, la obliga casi a entrar en relaciones con un noble campesino, Osmin de Pourfontaines, un rudo gigante que no siente amor más que por la caza, excelente persona en el fondo, que se ha enamorado de Raimunda, si bien ésta no le corresponde. Entretanto, ella se encuentra con un joven licenciado, Antonio Vivieri, hijo del guarda forestal del lugar, que viene a pasar una temporada en­tre los suyos, en Vivey.

Raimunda y An­tonio se aman y se lo confiesan una noche que han quedado a solas en el bosque, sin que la muchacha ose hablar de sus planes con Pourfontaines; pero Antonio pronto se entera de la existencia de su rival y, se­guro de ser objeto de un engaño, decide regresar inmediatamente a París. Por for­tuna, la energía de la muchacha y algunas circunstancias casi increíbles, le hacen de­sistir de su propósito y los dos jóvenes ter­minan por unirse en feliz matrimonio. In­triga graciosamente convencional, si bien, como en otras muchas novelas de Theuriet, el relato se salva por la gracia bucólica de un estilo cándido, al que este agradable narrador debe todo su éxito.

M. Zini