Rabbi Ben Ezra, Robert Browning

Poema del inglés publicado en Dramatis Personae (v.), en 1864. Ben Ezra (1090?-1168?) fue uno de los más sabios filósofos judíos de la Edad Media, autor de unos Comentarios sobre el Antiguo Testa­mento llenos de erudición y de geniales puntos de vista filosóficos. En este poema, que tiene forma de monólogo, Ben Ezra considera la vida humana como una pre­paración que no puede ser sino perfeccio­namiento, y dice que la juventud sólo cuenta como preparación para la edad ma­dura, en la que se puede comenzar a com­prender cuál es la voluntad de Dios y en­tender el valor de los sufrimientos sopor­tados. Proclama, pues, la necesidad de las dudas juveniles, que también son pruebas e incentivo para la perfección que se debe alcanzar. La pasión razonadora y ética del poeta se convierte en ardor intelectual y espiritual, expresado con calor religioso, con una tristeza resignada y llena de se­gura esperanza, con tolerante valor activo,’ cualidades que hacen de esta poesía lírica una de sus mejores producciones.

A. Camerino

El laberinto de su poesía es un laberinto construido por el autor para poder ocultarse. (E. Shanks)