Quincas Borba, Joaquim Machado de Assis

Novela del escritor brasileño Joaquim Machado de Assis (1839- 1908), publicada en el año 1891. El perso­naje, ya conocido en las anteriores Memo­rias póstumas de Braz Cubas (v.), es visto como un símbolo del fracaso del pensa­miento humano, de la moral humana y de la aspiración a la inmortalidad.

Quincas Borba es un acertado tipo de filosofastro bohemio, nacido de familia rica, de carácter ambiguo, ora mendigo, ora casi criminal y, por fin, rico de nuevo y acomodado, aunque gracias a ciertos manejos no del todo lim­pios. Hijo de padres ricos y muy bien edu­cado, se entrega al juego y al libertinaje, perdiéndolo todo; vive de expedientes y trampas; se rehabilita gracias a una heren­cia y vuelve a caer en el entumecimiento moral y físico, que contrasta con la vivaci­dad de su mente, entregada siempre a es­peculaciones. No conoce el amor, sino tan sólo amores, pues no consigue sustraerse al encanto de las mujeres tropicales; su vida entera se concentra en su pensamiento, y así como Braz Cubas (v.) quería alcanzar la inmortalidad con la invención de una cataplasma que llevara su nombre, así Bor­ba quiere crear un sistema filosófico de valor universal; y sin más lo llama religión, la religión de la «humanitas», por lo que el sistema toma el nombre de «humanitismo».

Acaba loco, después de quemar el manus­crito de su obra maestra, pero declarando que puede volver a escribirlo y mejor que antes. Machado de Assis representa en Borba sus propios y oscuros rasgos de epi­léptico; desdobla su propia figura y mira en Borba lo que «hubiese podido ser él si un pequeño empujón le hubiera hecho caer en aquella ruina». La belleza del libro con­siste en la feliz representación del tipo, bosquejado con una ironía que recuerda el Cándido (v.) de Voltaire.

U. Gallo