El Químico Escéptico, Robert Boyle

[Chymista scepticus]. Obra del físico y químico irlandés Robert Boyle (1627-1691), publicada en 1661. Alquimista convencido de la posibilidad de transmutar los metales, que él mismo se esforzó en efectuar, en esta obra sigue afir­mando que la química es la ciencia de la composición de las sustancias y no un sim­ple aspecto de la alquimia o de la medicina.

Dio un paso importante hacia la opinión, hoy general, de que los «elementos» son las partes irreductibles de que están compuestos los varios cuerpos. Diferenció la «combina­ción» de la «mezcla», e hizo notables pro­gresos, al menos en los límites que concedía su tiempo, para distinguir los elementos de un cuerpo compuesto con métodos que de­signó acertadamente con el término general de «análisis», aún hoy empleado. Boyle su­puso que los elementos estaban constituidos por partículas de varios tipos y dimensiones, pero que nadie había sabido descomponer hasta entonces. Aisló nuevas sustancias, es­tudió la química de la combustión y de la respiración, pero no pudo conseguir los decisivos resultados que un siglo más tarde iban a conseguirse, gracias, especialmente, a los trabajos de Pristley y Lavoisier.

Por otra parte, Boyle reconoce tener úna natu­raleza demasiado «tierna» para llevar a cabo perfectamente sus experimentos fisiológicos, los cuales requerirían, entre otras cosas, la vivisección de animales. Tales vivisecciones, declara, «son muy instructivas», pero tam­bién confiesa que su temperamento le im­pedía efectuarlas.

U. Forti